lunes, 4 de agosto de 2008

Las siglas y la dislexia...


Es difícil poner título a pensamientos o "flashes" que te vienen a la mente. En este caso, muchas veces utilizamos siglas para no usar excesivos recursos, viendo que en ocasiones el resultado no es el esperado.

Un Terminal Punto de Venta o T.P.V. en ocasiones traicioneramente se convierte en un P.V.T. sin que nada tenga que ver la presión, la temperatura o el volumen... maldita sea.

También, de manera asociada, los pásticos P.V.C. rondan nuestra mente, incluso los P.V.P. y otros similares mareando excesivamente y escapando a nuestro control saltan entre nuestras neuronas saliendo de cualquier manera y exponiéndonos al más rotundo de los ridículos.

Ahora resulta que el D.E.A. no es D.E.A. es D.E.A. y de un Diploma de Estudios Avanzados, nos metemos de lleno en una Dificultad Específica de Aprendizaje.

Lo que más me marea, y lo digo con cierta vergüenza, es que no se decir las siglas relativas a esos aparatos electrónicos que nos muestran la dirección de un lugar en una pequeña pantalla.

G.P.R.S. al igual que G.S.M. y U.M.T.S. se lían en mi mente diciendo de tanto en cuanto cualquier cosa menos la secuencia correcta de siglas.

¿Alguien da más?

1 comentario:

Invisible dijo...

Está muy bien el blog! En hora buena por él.

A mi personalmente las siglas no me gustan nada, jejej, ni los nombres de empresas como ACS o cuando estás lellendo algo y abrevian cosas con las siglas, por que, coño! pueden significar mil cosas, jeje

Un saludo de otro disléxico