viernes, 5 de diciembre de 2008

El "cáncer" de la dislexia.

Quisiera pedir disculpas a aquellas personas con cáncer que puedan leer estas líneas. No deseo ser frívolo ni tomar a la ligera esta "enfermedad" que ha sido causa de muerte de mucha gente.

Hoy día cancer no equivale a muerte pero insisto en que independientemente de la seriedad del tema podemos observar una serie de cuestiones de SENTIDO COMÚN, aplicables al problema de la dislexia.

En primer lugar deseo exponer la importancia de la detección precoz. Observad que no digo diagnóstico. La detección precoz es muy importante, ya que me va a permitir adelantarme a cualquier contingencia y aplicar inmediatamente las acciones necesarias. Tanto en el cáncer como en la dislexia es primordial, y si alguien lo pone en duda o está en contra de esto puede dejar su comentario o enviar un correo.

Poner en marcha mecanismos que me permitan conocer la dimensión de lo que estoy tratando me ayudarán a valorar el tratamiento a seguir y pese a que esto último puede parecer confuso, reconocer exactamente lo que tengo me permitirá utilizar las herramienteas necesarias para que las acciones adoptadas surtan efecto.

Así podríamos seguir planteando paralelismos hasta "la curación", el éxito del sistema educativo, que permitirá a las personas con algún tipo de dificultad orientar adecuadamente sus esfuerzos, con el fin de que puedan aportar a la sociedad la riqueza que la sociedad invierte en ellos. Sería lo deseable.

Es simple, básico, pero no se hace nada. Si lees cualquier texto sobre el cancer, acuérdate de que la dislexia también puede ser un "cáncer" para el sujeto y para la sociedad.

No es ninguna tontería el hecho de observar los paralelismos que deberían de existir, e insisto y pido perdón por mi ligereza, pero más allá del daño, que en la dislexia no es de alto riesgo como el cáncer, que puede llegar a convertirse en nuestra muerte, el sentido común y un método o protocolo es más que importante.

¿Cómo podemos poner en duda la existencia del "cáncer" hoy día? ¿Cómo no vamos a intentar, lo que sea, las personas involucradas en este tipo de...? ¿Enfermedad deberia decir...?

P.D.: Cuando hablamos de dislexia, no necesariamente no referimos a la inhabilidad que da origen a la palabra, sabemos que se dan muchas "dys", encadenadas, juntas, asociadas.
El cáncer no es una única enfermedad, es también un conjunto de "malalties", hasta en esto existen relaciones. No tengamos pues miedo a recuperar la palabra dislexia como capitana y estandarte de todas las "dys" que tras ella se esconden.
La imagen, tomada de Internet me, ...me ha emocionado, no lo he podido evitar.

1 comentario:

Fantasma dijo...

Muy acertado en el paralelismo, que no silogismo que tan erroneos me parecen.


Puedo aportar algunos más:

Es importante la detección precoz por que si no la persona es sometida a un sobre esfuerzo incoherente.

El exito del sistema educativo es proporcianar al dislexico las herramientas necesarias para que sea capaz de: 1º enriquecer a la sociedad, cosa lógica deseable y en la que ningún dislexico está en desacuerdo y 2º la propia realización personal.

Una acotación a esto, no creo que la sociedad invierta ningún tipo de riqueza tanto en dislexicos como en ningún alumno de la educación obligatoria. Creo que el alumno no debe sentir en deuda por ello. La sociedad lo debe dar sin pretender que esto sea una obligación para el individuo.

Me ha gustado lo de que "la dislexia también puede ser un cancer para la sociedad" y me ha gustado mucho. Por que acompaña a la idea que los dislexicos somos necesarios para la sociedad, el eliminarnos sería una enfermedad mortal, por que hay cosas que los dislexicos podemos hacer y el resto no, por así decirlo. No quiero que esto suene elitista o fascista. Creo que al igual que los que se dedican a ser ginetes en las carreras de caballos son pequeñitos y ligeros, así también somos los dislexicos para algunas cosas que se ños dan bien.

Salu2