martes, 3 de noviembre de 2009

La dislexia da risa.



Me comentaba una persona que esta mañana ha oído en la radio un programa en el que uno de los intervinientes imitaba a la duquesa de Alba, y creo que con un altísimo nivel de imitación.

La cuestión es que la persona que hacía de duquesa, en la espiral de risas y equívocos decía que era disléxica, cosa que parece ser que también era causa de más risas.

Me parece genial reirse de uno mismo, además de ser "inteligente", hacerlo es muy sano pero, no siempre se acierta con las risas.

Y yo me pregunto: ¿Y si hubiese dicho que tenía cancer de mama, hubiese resultado gracioso?. Supongo que en el medio de las hondas si, dá lo mismo, pero... ¡ah, amigo!, a las personas que tienen cancer de mama no creo que les hubiese gustado mucho.

En ocasiones he comentado que podemos trazar un paralelismo entre la persona que tiene cancer y la que tiene dislexia por cómo se detecta, como se actua, etc. con la salvedad de que el cancer mata. Debemos tomarlo tan en serio como sea posible, y si no es plato de buen gusto que se mofen de una persona con cancer, tampoco lo es para una persona con dislexia que se rían de esto.

Un tirón de orejas pues para un programa radiofónico que se "ríe", con la supuesta dislexia de la duquesa de Alba.

2 comentarios:

José Carlos: dijo...

Muy acertao Manuel, debemos cambiar de actitud, no es serio ni humano. saludos

Manuel dijo...

José Carlos, muchas gracias por tu comentario. Es realmetne alentador ver que por lo menos, alguien comparte ciertos criterios.

Como ves, sigo cabreado con el mundo y es que a cada paso, a cada intento por hacer algo positivo surgen problemas como los conejos que salen de una chistera. Incluso con personas de otras asociaciones y en ámbitos en los que tendríamos que estar unidos todos los dislexicos, padres, madres y profesionales... pero así es la vida.

Nuevamente, gracias por tu interés y un saludo.