martes, 29 de marzo de 2011

Vergüenza ajena.

Eso es lo que siento, una profunda vergüenza y lástima al leer idioteces sobre la dislexia. Idioteces.

Se me parte el alma y me salen las lágrimas. Lo juro, os doy mi palabre de honor, al leer en una Web esto: "Muchos famosos considerados genios han sido disléxicos. Por ejemplo, científicos como Albert Einstein o Thomas Edison, artistas como Leonardo Da Vinci o Walt Disney. Y, como se cree a menudo, no fueron genios superando su discapacidad sino gracias a ella."

Si ya algunos estudios razonablemente serios abogan por desmentir, o al menos poner en serias dudas el hecho de que las personas nombradas fuesen disléxicas, ¿cómo cojones nos atrevemos a decir que se tratan de personas discapacitadas?

Hablando en serio, ¿dónde se indica ésto?, que fuesen discapacitados. ¿Cuál fue su grado de discapacidad? ¿Cuánto dinero percibieron por sus discapacidades? ¿Cuál fue la ayuda del Estado aportada para cada uno de ellos? La discapacidad de Disney, ¿fue mayor qué la de Einstein o fue mayor la de da Vinci?

La madre de mi abuela materna se llamaba Venci de apellido. El padre, que era italiano, de la madre de mi abuela, fue buzo, y rescató a su hija ahogada y muerta del mar, es decir, a la hermana de la madre de mi abuela. Venci es la castellanización de Vinci y yo soy disléxico... Porque por mis venas corre sangre genovesa. ¡Ostias!, que soy familia de Leonardo. Esta historia es escrupulosamente cierta y se puede verificar por fuentes orales y escritas.

No podemos ser tan fáciles; la dislexia nada tiene que ver con la discapacidad aunque si se pueda anotar un tanto al deseo de algunos de que sea así, por razones obvias.

Toda la vida buscando la libertad, la normalización... el poder tener alta la autoestima, la igualdad. ¿Y ahora nos abandonáis por dos perras chicas? Siete mascalzone senza vergogna.

2 comentarios:

jambo bwana dijo...

Quanta verità c'è nel tuo riflesso!
Un abrazo Manuel.

Hada Isol ♥ dijo...

Hola me acabo de enterar que mi nena tiene dislexia y tratando de ver como acostumbrarme a ello y asi poder dejar ansiedades de lado y apoyarla como mamá llegué aqui.Te leeré porque se que me hará bien ver a alguien que lleva una vida bien con su dislexia,la verdad la fonoaudiologa me dió a entender como que es algo terrible pero al leer me doy cuenta de que podrá llevar una buena vida y desarrollarse bien si recibe nuestro cariño,apoyo,comprensión más allá de todo lo que le exijan en casa con su familia ella sabrá que entendemos bien cuales son sus tiempos y no nos molesta,un abrazo!