viernes, 11 de enero de 2008

Enfermedad...

No señores, no, la dislexia no es ninguna enfermedad.

Si antendemos a lo que realmente es, estaríamos comparándola con otras alteraciones de la salud que realmente son enfermedades.

Hace más de 16, durante la preparación al parto el médico y la anfermera que atendieron a los cursos orientativos, cada vez que se referían a los padres de los futuros niños, decían "los papás", sin embargo cuando hablaban de las parturientas, decían las "enfermas"...

Está claro que este problema de llamar enfermos a todos los que son atendidos en el ámbito hospitalario o mejor dicho médico, sea una costumbre surgida en el ejercicio de la profesión médica, pero desde luego puedo asegurar que una mujer preñada y apunto de parir no está enferma sin más. Igualmente no es un enfermo un sujeto con la nariz grande o con las orejas pequeñas.

Tampoco es un enfermo una persona que sufre un accidente.

Tampoco se puede llamar enfermedad a un síndrome, que serían los síntomas de una enfermedad. Los sintomas visibles que sufrimos, como los de la gripe, se confunden con la gripe. Jajaja... que complicado.

Los síontomas de la gripe y el catarro, en ocasiones son similares pero no tienen el mismo origen.
La dislexia pues no es una enfermedad y es por eso que debemos exigir que no nos traten como a enfermos. El problema visible (o invisible) de leer y escribir adecuadamente sólo se manifiesta en el momento de ejecutar el proceso de lectura/escritura. Está claro que la dislexia tiene muchas más "caras" que afectan al individuo pero lo que está claro es que no somos enfermos.

3 comentarios:

Arieh dijo...

Es realmente difícil explicar qué es la dislexia y ante ella la incomprensión general es hiriente. Yo soy madre de un niño que esta pendiente de ser diagnosticado y estas Navidades, en el seno de la familia, han sido penosas. Los comentarios eran del tipo; "Si estudiara un poco más eso no pasaría" o "No será que lo tienes muy mimado?". Un niño ciego es alabado por sus esfuerzos y naturalmente sale de sus profesores el apoyarle. Un disléxico no se ve, pero se juzga constantemente.

Manuel dijo...

Como me apena leer tu comentario. Es precisamente en la familia, con los padres y hermanos donde se le da un rebolcón a la dislexia.

Es parte de la dislexia que los estudios nos vengan grandes debido a que sufrimos más de lo que los demás creen. Y el sufrimiento puede lleverte a lugares de difícil retorno.

Es cierto lo que dices, a los dislexicos se les juzga constantemente, pero se olvidan que la justicia debe de ser parte de la sentencia tras habernos juzgado. Lo que sucede, en la mayoría de los casos, es que suele juzgarnos quien menos preparado está para tal fin.

No desesperes, tu hijo te necesita entera, asi que... nada apretar el culo y a explicar a todos que la dislexia es una...

maria dijo...

Buenas tardes,
Yo os aconsejo que apoyeis a la persona dislexica porque yo soy una de ellas y lka verdad que sin la ayuda de mi familia no huviera conseguido ser lo que soy ahora.
La verdad que los profesores en mi caso y en la de muchos otros no sirven de ayuda y generalmente nosotros no estamos animicamente bien porque generalmente nuestra autoestima suele ser pesima.
Explica a todos que no es que la persona no estudie sino que tiene mas problemas para asimilar los conocimientos que le enseñan.
un saludo y mi apoyo