lunes, 21 de abril de 2008

Es importante tener los pies en el suelo.


Para que una minusvalía auditiva sea atendida en ciertos medios, uno de los requisitos es que el IMSERSO, emita un certificado de la cantidad de minusvalía que posee el sujeto, un 20%, un 33%, etc.

Para que en la Universidad puedan atender a esta circunstancia, la de poseer un nivel auditivo bajo o precario, debes de presentar esta documentación. Una vez presentada tendrás unos derechos como el de tener a tu disposición los lugares más cercanos al profesor en el aula etc.

Muchos disléxicos estamos luchando para que nuestra dislexia no sea tomada como una minusvalía, y simplemente se considere como "una forma diferente de percibir las cosas". Yo desde luego no me considero minusválido y creo que lo contrario sería un insulto para los verdaderos munisválidos.

La cuestión es, que padres y madres están viendo que quizá, a través de la minusvalía los derechos del niño se vean menos alienados. Si, es cierto pero lo ideal sería normalizar esta situación. Plantear las cosas adecuadamente para que realmente no hiciese falta llegar hasta esta institución, y que la L.O.E. ya contemple estas diferencias, la dislexia, tal y como se contempla la superdotación, o la adaptación al medio docente por ser extranjero, en la dicha Ley.

Hoy día si se tienen en cuenta los problemas específicos de aprendizaje dentro de la Ley pero...

Pongamos los pies en el suelo y dejémonos de zarandajas. ¿Realmente la dislexia debe de considerarse una minusvalía?

Rotundamente NO.

Ojo, no debemos olvidar que la "equidad en la educación" existe en la L.O.E. y se puede llegar a la Universidad si se desea.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Total mente de acuerdo, debemos de luchar para que se tenga en cuenta que tenemos una forma diferente de aprender pero no somos minusvalido

Marian dijo...

Ssucribo el anterior comentario y por supuesto el post.Peleemos por que se aplique la L.O.E.
Enhorabuena Manuel ,se pueden tener los pies en el suelo y la mirada en el cielo.