martes, 13 de enero de 2009

La casa por el tejado.


La dislexia es como un tejado con dos vertientes, si, un tejado a dos aguas. Una vertiente está orientada a la dificultad del uso del lenguaje mientras que la otra vertiente, con más o menos inclinación respecto a la primera, está orientada a cualquier disciplina en la que los conocimientos se obtienen mediante el uso del lenguaje en el que tenemos alguna dificultad.

Utilizo el término lenguaje para facilitar la comprensión del problema siendo consciente de que "lenguaje" posee un significado amplio.

Respecto a la primera vertiente, podemos entrenar y reeducar, utilizar unos medios concretos del área en cuestión, y estos medios serían válidos para el castellano, el valenciano en mi caso, es decir, las lenguas vernáculas, y también para las lenguas extranjeras como el francés, el inglés y otras.

Los recursos empleados estarían orientados a la obtención de resultados desde un punto de vista profesional dentro del área que trata los problemas de aprendizaje y no desde un punto de vista lingüístico.

Con el resto de disciplinas, debemos utilizar otras herramientas, ya que podemos llegar a transmitir muchos contenidos y procedimientos, y alcanzar objetivos, tanto generales como específicos mediante cualquier otro medio, incluso con uso del lenguaje. Debo de insistir. Pese a cualquier dificultad, el alumno no debe de ser excluido de esto, debe de ser alimentado con contenidos como cualquier alumno normolector.

Respecto a como enfrentarse a las dificultades en el aula con niños con dislexia en disciplinas como la geografía, la historia, la filosofía, incluso con las matemáticas, dependerá mucho de la voluntad del profesor, asumiendo por su parte alternativas a las dificultades específicas que presente el alumno, y teniendo en cuenta sobre todo, la dificultad en el área del lenguaje, y no de la disciplina en cuestión.

Si un profesor de matemáticas da un grito a un alumno con dificultades en las matemáticas, no se puede pretender que con el grito se esté educando al alumno en matemáticas.

1 comentario:

Fantasma dijo...

El 1º procedimiento debería ser el funcionamiento del LOGOPEDA en el colegio, que es quien se ocupa de evaluar, entrenar y reeducar.