jueves, 18 de junio de 2009

Lenguaje de los...


Los nacidos en el Cabanyal, se arrogan el derecho, y hacen gala de ello, de ser personas mal habladas, que introducen "tacos" e improperios en sus conversaciones sin que por ello quede mal lo dicho. En un saludo afectuoso, por ejemplo, puedes encontrarte con la coletilla fill de puta, "hijo de puta" al tiempo que te estrechan la mano.

Evidentemente esto tiene algo de mito y de exagerado, ya que somo personas normales, con nuestra cultura y educación, que puede ser muy buena o muy mala.

El lenguaje es como las navajas, corta cuando menos te lo esperas, pero peor puede ser la ignorancia, que te lleva al atrevimiento poniendo en tu boca cosas que no son. A esto le tengo verdadero miedo y es que la ignorancia es muy, muy atrevida..

También ser excesivamente permisivos con ciertas palabras no nos hace ningún bien, ahora podemos decir y escribir "sicología" en lugar de "psicología" sin pensar en que la psiquis nada tiene que ver con las higueras o los higos "ficus" o "sicus".

Muchas palabras pueden tener distintos significados como banco, no sabiendo a qué nos referimos si no la contextualizamos. Otras sin embargo sólo poseen un significado como la palabra dislexia.

Tenemos que, en muchos lugares leemos el concepto, que incluso es posible que exista antes que la palabra, pero de la palabra no tenemos ni rastro, de ella no se dice nada Un ejemplo es el DSM-IV en el que aparece una desafortunada descripción de DISLEXIA. ¿Cómo podemos aceptar esto y quedarnos tan tranquilos?.


1 comentario:

Electro Duende dijo...

Está claro que el tatamiento de la dislexia va ha tener que empezar no en la persona disléxiaca, sino en la propia sociedad para que cambien todo este tipo de conceptos erroneos que nos traen por el camino de la amargura.

Salu2